La granja escuela, el aula de Naturaleza y otros centros de Educación Ambiental son desde hace más de 40 años un recurso educativo para la sociedad y muy especialmente para la comunidad educativa y las familias.

Este tipo de centros cuentan con numerosos recursos que en la vida diaria no siempre están a nuestro alcance.

En nuestro caso, el centro Encinar de Escardiel dispone de:

  • La granja, donde conocer  los animales domésticos más característicos.
  • El huerto donde ponernos manos a la obra para cultivar todo tipo de frutas y verduras dependiendo de la época del año en la que estemos.
  • El bosque de encinas donde curiosear los animales y plantas que habitan nuestros bosques.
  • Un conjunto de espacios amplios y cómodos para compartir vivencias.

Por otro lado en la Granja Escuela La Buhardilla ponemos a disposición de centros escolares y particulares la experiencia de entrar en contacto con animales domésticos, adentrarnos en el mundo del huerto, elaborar productos como pan, mermelada (siempre a partir de ingredientes naturales), actividades de reciclaje, así como divertidas obras de títeres.

Estos recursos, no tendrían sentido sin un factor que enriquece la asimilación de conocimientos, el factor de las Emociones. Todos nuestros programas intentan fomentar la pasión por el mundo natural y el cuidado de nuestro planeta.

No es el único factor importante en la Educación Ambiental pero sí fundamental para que los contenidos y conocimientos que adquirimos y reforzamos ayuden a solidificarse y a enraizarse en todos nosotros.

Conocer los problemas de sostenibilidad ambiental y conseguir que adquiramos hábitos activos y de cambio hacia esos problemas, requiere que seamos capaces de empatizar y de ponernos en el lugar de aquellos seres vivos que sufren la problemática ambiental, ya que al abrirse a las emociones, se facilita que este aprendizaje nos lleve al compromiso y a la motivación por mejorar nuestro Entorno.

Pin It on Pinterest

X