La dehesa

La dehesa

La Dehesa supone un sistema de explotación en consonancia con los valores medioambientales que en la actualidad se mantienen, dando respuesta  a objetivos como el desarrollo rural, la protección del medio ambiente, la conservación los paisajes, el cuidado en el bienestar animal, la mejora de la calidad de los alimentos y la conservación del patrimonio cultural.

Los bosques mediterráneos de quercíneas de antaño fueron aclarados para aumentar las áreas de pastos y así generar una explotación extensiva de ganado, favoreciendo simultáneamente la agricultura y el aprovechamiento de recursos forestales y cinegéticos, convirtiéndose en un sistema agrosilvopastoril sostenible. Los árboles extraen los nutrientes del suelo, depositándolos luego en forma de hojarasca para ser aprovechada por las especies herbáceas que retienen la humedad del suelo y dificultan la erosión. El ganado aprovecha las hierbas y los frutos, fertilizando las tierras con sus excrementos, cerrando el ciclo algunos organismos descomponedores.

Beneficios directos de la dehesa

La ganadería es el principal aprovechamiento de la dehesa. Es un tipo de ganadería extensiva que mantiene un equilibrio con el entorno y que permite la renovación estacional de los recursos y que por lo tanto podría definirse como sostenible. Es una actividad tradicional en Andalucía, que en gran medida ha sido desplazada a los lugares donde la presión en el uso del suelo es menor. Los pastos naturales o cultivados son aprovechados por las cabañas ganaderas en forma de distintas razas adaptadas estrechamente a las condiciones del lugar, es el caso del cerdo ibérico, la vaca retinta o la oveja merina.

La agricultura complementa al uso ganadero siendo muy frecuente la siembra de cultivos forrajeros. Se obtienen también productos como el corcho, la madera,la leña y el carbón vegetal, ramón y bellotas para el ganado, curtientes, miel, plantas aromáticas y medicinales, palmito, espárragos, setas, caza mayor y menor.

Beneficios indirectos de la dehesa

  • Conservación del suelo y regulación del ciclo del agua. Las raíces de la cubierta vegetal retienen el suelo impidiendo la erosión. Al caer la lluvia el agua es retenida permitiendo su entrada en el subsuelo.
  • Prevención de los incendios debido a la distribución del arbolado y escaso matorral.
  • Mejora de la calidad del aire y de las condiciones climáticas.
  • Conservación de flora y fauna. Servir de hábitat natural a especies amenazadas  como el águila imperial o la cigüeña negra.
  • Valor paisajístico. Se trata de uno de los paisajes más representativos de nuestra comunidad.
  • Uso recreativo y turismo rural.
  • Uso educativo, cultural y científico.

Algunos de sus problemas

En la actualidad la Dehesa se está enfrentando al problema del abandono, dejando campo abierto al matorral y al envejecimiento de encinas y  alcornoques, esto tiene consecuencias como potenciar los incendios forestales y la propensión a plagas y enfermedades.

La escasez de pastores y vaqueros y la desaparición progresiva de la transumancia ha provocado el cercado de las dehesas y la producción de ganado monoespecífico. El sobrepastoreo y el uso inadecuado de maquinaria para el desbroce no selectivo daña a la dehesa.

Con la intensificación de la agricultura en los lugares con suelos más fértiles los árboles fueron desapareciendo a favor de los cultivos dando lugar a la Campiña,  quedando relegadas las dehesas a las sierras y terrenos menos productivos.

Qué le pasa a nuestras chumberas

Qué le pasa a nuestras chumberas

Si sois un poco observadores, os habréis dado cuenta cuando vais de viaje por Andalucía, que nuestro paisaje está cambiando por la desaparición masiva de las chumberas, esas plantas que parecen cactus, porque lo son, y que se han usado durante muchísimo tiempo, cinco siglos, casi na, para delimitar lindes y parcelas de manera natural y barata, ya que sus púas han sido elemento disuasorio de animales que atacaban el ganado.

Pues bien, estas queridísimas plantas que forman parte del patrimonio paisajístico del sur y de nuestra memoria cultural, se mueren poco a poco y sin tregua por culpa de la cochinilla del carmín, un parásito que se alimenta de la savia de las chumberas, debilitándolas hasta tal punto que acaban matándolas.

La cochinilla del carmín ha sido usada desde tiempo inmemorial para tintar tejidos y ha sido muy valorada en la elaboración de cosméticos y últimamente como producto alimentario, pero desde que ha dejado de ser rentable su explotación, han proliferado de tal forma que están acabando con las chumberas y escasean los depredadores naturales de estos insectos.

¿Por qué la administración no hace nada por salvarlas? Porque las chumberas están consideradas plantas invasoras no autóctonas que llegaron a España durante el descubrimiento de América, junto con la cochinilla del carmín. (No sé qué harían si enfermasen las patatas y los tomates).

Así que el control y tratamiento corresponde a los propietarios de las parcelas donde se encuentran. ¿Qué hacer entonces? Empapar la planta con una fórmula mágica que limpia y cura las chumberas, ahí va la receta:

“1 vaso de jabón potásico (que es un insecticida y acaricida que combate eficazmente al pulgón, la cochinilla, la mosca blanca, los trips y la araña roja, entre otros; sin toxicidad para el ser humano y otros animales) + 5 litros de agua.”

Más barato y fácil imposible y teniendo en cuenta que su fruto, el higo chumbo, se consigue gratis en el campo, que ha quitado mucha hambre durante siglos y ha ayudado a la economía familiar de aquellos que se dedicaban a recogerlos , limpiarlos y pelarlos para que pudiésemos degustarlos sin problemas, creo que merece la pena salvarlas.

Nosotros en el centro de naturaleza Encinar de Escardiel ya lo estamos haciendo, una vez a la semana porque hay que ser insistente, pero poco a poco van recuperando su aspecto sano y normal.

Senderismo en familia

Senderismo en familia

El senderismo es una de las formas más saludables de desarrollar una actividad física en familia, siendo la Sierra Norte de Sevilla uno de los lugares más idóneos para practicarlo gracias a su suave orografía en muchos de sus enclaves apta para todas las edades. De esta manera pequeños y mayores pueden disfrutar juntos de este bello enclave natural.

Los beneficios del senderismo son numerosos, pero hay que tener en cuenta diversos factores para que podamos sacar un máximo provecho y no haya riesgos para nuestra salud es importante que conozcamos nuestra capacidad aeróbica.

La realización del senderismo tiene un efecto muy positivo sobre nuestro sistema circulatorio y cardiaco debido a que es un ejercicio suave y no lesivo si se desarrolla de una forma moderada. Las rutas de senderismo suelen incluir normalmente subidas y bajadas de poca dificultad por lo que tienen un beneficio sobre nuestro sistema muscular y óseo que además se complementa con su realización al aire libre en un lugar con una atmósfera limpia, ello conlleva además del trabajo físico un complemento de descanso mental y desestresante al desarrollarse en un medio natural con  bellos paisajes.

Desde Granja Escuela Encinar de Escardiel queremos daros algunos consejos para que el senderismo en familia sea una actividad segura y satisfactoria:

  • Es importante elegir una ruta que se adecúe al grupo, teniendo en cuenta que éste puede ser heterogéneo, desde niños hasta personas mayores. Por lo tanto es recomendable escoger rutas suaves y siempre pensar en el ritmo de aquellos con más dificultades. ¡No es una competición!
  • Antes de realizar una ruta es imprescindible ver la previsión meteorológica, unas temperaturas extremas o una lluvia imprevista pueden acarrear consecuencias para la seguridad de la familia, así que elegid siempre un día estable y llevad un equipamiento acorde al tiempo.
  • Aunque el senderismo sea una actividad física suave no podemos olvidarnos de llevar siempre algo de alimento que nos aporte la energía suficiente, siendo muy recomendable los frutos secos y la fruta, así mismo es muy importante la hidratación aunque el día no sea caluroso. Además recomendamos hacer paradas para recuperar fuerzas y disfrutar del paisaje.
  • La protección solar es imprescindible y nunca está de más portar un pequeño botiquín de primeros auxilios por si se produce alguna caída, torcedura o picadura de algún insecto.
  • Hay que aprovechar los adelantos tecnológicos así que no olvidéis llevaros el móvil por si necesitáis pedir ayuda y siempre es importante que alguien de confianza sepa dónde vamos a ir y los detalles de la ruta.

Con estos pequeños consejos os animamos a disfrutar del senderismo en familia, aquellos que lo prueban suelen repetir por ser una manera lúdica de practicar deporte junto a tus seres más queridos en un entorno saludable.

Los mayores y el medio ambiente

Los mayores y el medio ambiente

Entender la Educación Ambiental como área educativa dirigida sólo y exclusivamente al usuario infantil y juvenil es un error de partida muy común producto del desconocimiento que gran parte de la población tiene de los recursos que poseen los centros de educación ambiental y turismo rural.

La Granja Escuela Encinar de Escardiel lleva desde sus inicios, más de 20 años, desarrollando programas de Educación Ambiental para una capa de la población que cada vez demanda más un acercamiento y/o una vuelta al medio natural, nuestros Mayores.

Las actividades medioambientales dirigidas a mayores desean alcanzar que nuestros mayores tengan la posibilidad de acercarse a su entorno más próximo, a través de un cúmulo de motivaciones relacionadas con labores y transformaciones que parten de los recursos de su Medio, de la recuperación de sus tradiciones y del contacto directo con el entorno natural.

Un mayor poder adquisitivo y sobre todo una mayor formación académica de la población mayor genera una conciencia y preocupación por su entorno y el medio ambiente en general, ello está posibilitando el buscar nuevas experiencias que huyan de los viajes programados típicos de sol y playa y el redescubrimiento de los entornos naturales y los recursos sostenibles.

Encinar de Escardiel desarrolla programas y estancias para mayores que facilitan el contacto con la naturaleza, el huerto y la granja ecológica, la realización de talleres de productos naturales con los recursos del bosque mediterráneo y la práctica de actividades deportivas en el medio natural.

Pero no son sólo actividades enfocadas al mayor sino también al disfrute en familia desde una perspectiva intergeneracional, en las que abuelas, abuelos, madres, padres y los más pequeños disfrutan de una experiencia completa e intensa que perdura en el tiempo gracias a una clave fundamental, las emociones que generan la vivencia en familia de experiencias en el enclave natural en el que se haya inmerso Encinar de Escardiel.

Nuestros mayores son una pieza fundamental de la sociedad, agentes activos de cambio a los que debemos facilitarles la participación en nuevas experiencias en las que ellos sean los grandes protagonistas, porque aún pueden aprender y sobre todo porque tienen mucho que enseñar, toda una experiencia vital.

Protección de los bosques

Protección de los bosques

Desde la Casa Inglesa, (Encinar de Escardiel y Granja Escuela La Buhardilla), queremos fomentar el uso responsable de los grandes bosques del planeta, para así conservar la gran biodiversidad que albergan y los innumerables servicios ambientales que nos proporcionan.

Según podemos leer en diversos artículos, la destrucción de los grandes bosques avanza de forma acelerada…

“Cada minuto se destruye selva tropical equivalente a cinco campos de fútbol”

¿Qué es un bosque?

Según el diccionario de la R.A.E un bosque es:

“un sitio poblado de árboles y matas”

Es posible que para muchos de nosotros describa claramente la concepción que tenemos de un bosque.  Pero “significa” mucho más que eso. Si profundizamos en él y analizamos sus características, nos sorprenderá la variedad de funciones que realiza y la importancia que tiene para el mantenimiento de la vida tal y como la conocemos.

Hablamos de esos bosques naturales que han existido desde siempre y que han ido evolucionando  adaptándose a los cambios que se han ido sucediendo a lo largo de la historia de la tierra y que albergan comunidades de seres vivos en estrecha relación y  que juegan un papel fundamental  en la estabilidad del gran ecosistema que es la Biosfera.

Actualmente los grandes Bosques primarios quedan reducidos a selvas Amazónicas, y algunas selvas Ecuatoriales entre otras.. No hay que confundirlo con ese otro tipo de “bosque” artificial de plantación, con árboles de una sola especie, con la misma edad y destinados a la obtención de algún recurso como madera, papel, caucho, aceites…que si bien cumplen con algunas funciones, no cumplen ni de lejos con los servicios ambientales que un bosque natural nos ofrece; esto es:

  • Contribuyen al mantenimiento de la biodiversidad.
  • Protegen el suelo impidiendo la erosión.
  • Favorecen la recarga de los acuíferos.
  • Contribuyen al mantenimiento de la temperatura global dentro de  los márgenes adecuados, ya que actúan como reservorio de CO2  atrapándolo y no dejándolo escapar a la atmósfera (efecto invernadero).
  • Liberan por supuesto oxígeno,suponiendo un verdadero “pulmón” para el planeta.
  • Nos proporcionan lugares de esparcimiento y paisajes hermosos.
  • También son fuente de recursos como alimentos, madera, medicinas…

Son muchos los problemas que afectan a los bosques a nivel mundial:

  • La obtención de madera de forma descontrolada ante la gran demanda en los países desarrollados.
  • Destrucción del bosque a favor de la agricultura y ganadería.
  • Los incendios forestales.
  • La minería.
  • La urbanización y construcción de grandes infraestructuras como presas, carreteras…
  • La industrialización y sus consecuencias directas  e indirectas como la lluvia ácida.

¿Cómo podemos contribuir a su mantenimiento?

Si queremos conservarlos, cosa muy recomendable, tenemos la posibilidad de optar como consumidor por aquellos productos forestales que provengan de bosques gestionados de forma sostenible. Cuando compramos un armario para el dormitorio, un paquete de folios o unos tablones de madera para hacer bricolaje,  no estaría de más darle vueltas al producto para encontrar un logo como el de FSC (Forest Stewardship Council),  Consejo de Administración Forestal, o como el de PEFC (Programme for the Endorsement of Forest Certification), Programa para el Reconocimiento de Certificación Forestal, que nos garantiza que esos productos provienen de bosques en cuya gestión se han tenido en cuenta no sólo aspectoseconómicos sino también ecológicos y sociales. Estos sistemas de certificación forestal están gestionados por organizaciones no gubernamentales y para el proceso normativo se ha contado con universidades, consumidores, industrias, administraciones, propietarios forestales públicos y privados …

En el día de hoy, en España hay 2.243.022 Has certificadas, un 7% de la superficie forestal. Consulta el contador en España Contador PEFC España.

Fuentes:

Pin It on Pinterest

X